LA FLOR MÁS GRANDE DEL MUNDO

"Las historias para niños deben escribirse con palabras muy sencillas, porque los niños, al ser pequeños, saben muy pocas palabras y no las quieren muy complicadas". De esta forma comienza el cuento "La flor más grande del mundo" del Premio Nobel de Literatura José Saramago que fue adaptado para el cortometraje del mismo título, presentado a los Premios Goya el año pasado en la categoría de "Mejor corto de animación". Tras ocho meses de trabajo la voz del escritor como narrador, la música de Emilio Aragón y la dirección de Juan Pablo Etcheverry dan lugar a diez minutos de película con un mensaje centrado en la infancia, la naturaleza y la ficción. Esta producción es un ejemplo del "stop-motion", técnica cinematográfica más conocida como "animación en plastilina".



Este año se presentan al "Mejor corto de animación" cinco producciones: Rascal Street, La increíble historia del hombre sin sombra, el ataque de los kriters asesinos, Espagueti Western (1, 2) y Malacara y el bastón de roble (amplio tráiler).

PROCEDENCIA TEXTO E IMAGEN: Blog de la Biblioteca Juan Leiva